Naufragar

Guy-Goodes

Mayo del año 2014. El Maccabi de Tel Aviv es campeón de la Euroliga por sexta vez tras nueve años de sequía y de profundos sinsabores. Los hebreos otra vez, y contra todos los pronósticos, se alzaron con el título continental, y la “Yellow Army” lo celebró por todo lo alto en las calles de Milán. Tyrese Rice, Alex Tyus y, sobre todo su entrenador, David Blatt, fueron los héroes de una final en la que doblegaron a todo un favorito en las apuestas como era el Real Madrid de Pablo Laso y los Nikola Mirotic, Rudy Fernández o Sergio Llull. El juego físico de los israelitas pudo con el empuje y la ilusión de su rival.

Pero lo que parecía ser el aterrizaje de una edad de oro en el baloncesto de Israel empezó a truncarse rápidamente. Primero fue el Flamengo, que aprovechó la ventaja de jugar en Brasil para robar literalmente la cartera a los amarillos y quitarles la Copa Intercontinental de las manos. Posteriormente, ya en este último curso, una nueva decepción: Fenerbahçe Ulker les apartaba del camino de la Final Four de Madrid de un plumazo. El contundente 3-0 en el marcador definitivo dejó a las claras que apenas quedaban vestigios del equipo que finalizó triunfante la temporada anterior.

Y además llegó el rotundo e histórico fracaso en la liga israelí. Solamente en dos ocasiones había faltado el Maccabi a la final del campeonato de su país, en 1965 y en 1993. Se quedó a las puertas de la eliminatoria decisiva, cayendo en las semifinales frente al Hapoel Eilat, y, lo que es peor, pasando de cosechar un 2-0 a su favor, a finalmente alcanzar un condenatorio 2-3. Uno de los equipos más poderosos del viejo continente tiraba por la borda todo el trabajo realizado en sus últimos tiempos.

Guy Goodes, que fue asistente de un Blatt que maravilló y enamoró al máximo mandatario de la entidad, Shimon Mizrahi, cogió su testigo, pero no ha logrado en ningún momento parecerse a su predecesor, ni en el juego, ni en el carisma como máximo responsable deportivo de la plantilla hebrea. La presente campaña (con cambio de patrocinador incluido, ahora es FOX y no Electra) parece haber comenzado por los mismos derroteros en los cuáles terminó la anterior. Una única victoria y tres derrotas en la presente edición de la Euroliga (el peor comienzo del Maccabi de Tel Aviv en lo que llevamos de siglo) han terminado por colmar la paciencia de los dirigentes del Nokia Arena, que han optado por despedir a su entrenador y buscar soluciones de urgencia. Avi Even, hasta ahora asistente de Goodes, será quien coja de momento el timón de un barco que ya ha naufragado, pero que, con total seguridad, volverá a resurgir de las aguas y de nuevo será triunfante.

https://www.youtube.com/watch?v=u2jHLHU2yPg

Articulos Relacionados

A las armas

A las armas
Con el arsenal preparado después de una bonita serie ante Iberostar Tenerife, los malagueños ya piensan en blanco. El WiZink Center albergará la serie...

Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletin

Mantengase informado de nuestras <br> promociones y concursos!

Escriba su direccion de e-mail:

ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto