Liga Serbia: Estrella Roja – Partizan

13 de Mayo, 18:00
Estrella Roja – Partizan
Gana Estrella Roja, Handicap + 15.5 puntos
cuota: 1.85 euros
casa: Ladbrokes
stake: 7/10

Nos vamos a la liga serbia, en uno de los derbis más clasicos de Europa, el Estrella Roja ante el Partizan, el Partizan sin vivir momentos de excesiva gloria si sigue compitiendo en Europa a un nivel aceptable, pero el Estrella roja esta sumido en una crisis importante y no consigue formar equipos competitivos.

Pero aquí nos encontramos en Ladbrokes un handicap muy interesante, de 15.5 puntos, en el resto de casas esta sobre 12.5 puntos, pero en Ladbrokes tenemos una buena oportunidad de ganar unos puntitos extra, el Estrella Roja es un equipo bastante irregular que da una de cal y otra de arena, sin ir más lejos el último partido lo perdio ante el Metalac, un partido que iba ganando con cierta facilidad al finalizar el tercer cuarto, pero que un parcial en el 4º cuarto de 35-20 les hizo perder el partido por 106-94, algo que deben controlar y manejar porque no puede suceder en un equipo con la historia del Estrella Roja, el Partizan en su último partido en Serbia también jugo ante el Metalac, también lo hizo como visitante y fue un partido muy duro, muy igualado hasta el final, lo que nos indica que bueno, hay diferencia clara entre Partizan y Estrella Roja pero los 15.5 puntos deberían bastar para acertar la apuesta.

El Estrella Roja cuenta con un entrenador muy bueno, SASA NIKITOVIC, una plantilla de un nivel sin ser excelente si tiene un nivel competitivo, y que jugando de local ante el eterno rival tendran el apoyo del público y los jugadores saldran con intensidad, es un equipo ofensivamente potente que puede anotar con facilidad pero que en defensa tiene problemas y debe mejorarlos si quiere plantar cara al Partizan.

En definitiva, vamos con Estrella Roja con este handicap de 15.5 puntos que nos ofrece Ladbrokes, y que esperemos poder acertar y aprovechar.

Articulos Relacionados

Cuando se terminan los calificativos

Histórico. Dígase de alguien o algo digno de pasar a la historia. Insuperable. Dígase de alguien o algo que no puede ser superado/vencido o es muy difícil de superar/vencer por su gran calidad.

Llevo tres días intentando encontrar un adjetivo que defina el año 2017 para Valencia Basket y creo que no encuentro el calificativo adecuado que englobe todo lo vivido por este equipo y sus aficionados. Probablemente, histórico y insuperable son los dos conceptos que más se acerquen a los éxitos de un club que celebraba su trigésimo aniversario y que lo celebró por todo lo alto consiguiendo cuatro finales consecutivas y dos títulos más para las vitrinas ‘taronja’. Todo un broche de oro.

Seguiré buscando y pensando. Porque realmente, qué adjetivo puede expresar lo que fue levantarse y superar dos duras derrotas, primero en la final de Copa del Rey ante el Real Madrid, y después ante el Unicaja de Málaga con todo a favor en La Fonteta, y que el equipo terminara consiguiendo su primera Liga Endesa de su historia? Difícil, verdad?

Pero no solo fueron los trofeos, sino como los consiguieron. El conjunto valenciano demostró una superioridad clara en la final de la competición nacional en la que superaron por 3-1 al club blanco, uno de los siempre favoritos para ganar la Euroliga. Con un trabajo defensivo espectacular, transiciones rápidas, un juego colectivo muy trabajado y una actitud intachable empequeñecieron al equipo dirigido por Pablo Laso.  Pedro Martínez creyó en las cualidades de su plantilla, y los jugadores creyeron en él. Una simbiosis perfecta.

Pero no saciados con ello, y tras el cambio de entrenador, el nuevo Valencia Basket de Txus Vidorreta se alzó con el título de la Supercopa Endesa en Gran Canaria tras vencer al equipo local. Podían llegar con la vitola de favoritos pero la pretemporada había sido un auténtico ‘thriller’ de terror. Con seis jugadores en el Eurobasket, con lesiones y con pocos días de preparación con todo el equipo al completo, los ‘taronja’ sacaron una vez más su maravilloso gen competitivo y volvieron a demostrar que han llegado al escalón más alto para quedarse. Sigo sin encontrar un adjetivo que pueda definir este equipo.

Hay que sumar a esta historia ‘dramática’ los dos lesionados que no viajaron a Gran Canaria: Alberto Abalde y Latavious Williams. Con dos hombres de rotación menos y con Llompart (fichaje temporal) y Josep Puerto (jugador del filial) en el banquillo, Vidorreta tuvo que echar mano durante muchos minutos de hombres renqueantes como Diot, San Emeterio o Dubljevic. El jugador cántabro fue el héroe en la remontada valenciana con 14 puntos en el tercer cuarto. Medio cojo, el Santo cántabro guió el Valencia Basket hacia un nuevo título. La primera Supercopa de su historia. Algo indescriptible para una afición fiel y caliente como la valenciana.

Pero cuidado, porque las buenas noticias nunca vienen solas. Ayer los seguidores ‘taronja’ se emocionaron con el regreso de Sam Van Rossom a la entidad para disputar su quinta campaña en el Valencia Basket. Además, el club anunció la renovación de San Emeterio hasta el 2019. Uno de los grandes ídolos seguirá dos campañas más, como mínimo, en La Fonteta.

Muchas emociones, muchos recuerdos, muchas noticias buenas, algunas malas y también algún disgusto, pero la temporada de Valencia Basket ha sido para enmarcar. Repetir algo parecido será difícil, pero si hay un equipo que lo puede hacer ese es el conjunto valenciano. Sigo sin encontrar calificativos a lo que están logrando este grupo de jugadores (con dos técnicos distintos), juzguen ustedes mismos.

Una hazaña difícil de repetir para Valencia Basket

Valencia Basket comienza hoy en la Supercopa de Gran Canaria una nueva andadura bajo las órdenes del técnico Txus Vidorreta. La nueva era empieza con un pequeño handicap: no será fácil superar los éxitos de Pedro Martínez en La Fonteta (tres finales consecutivas y el título de la Liga Endesa).  Mantener el estilo defensivo y el juego combinativo es el gran reto del nuevo cuerpo técnico, aunque ya avisaron que se podrá ver un VBC diferente.

Con seis caras nuevas (Erick Green, Alberto Abalde, Aaron Doornekamp, Latavious Williams, Tibor Pleiss y el joven Triggvy Hlinason, que tendrá ficha del filial) el conjunto ‘taronja’ ha confeccionado una plantilla amplia y equilibrada para no renunciar a nada en su regreso a la Euroliga y para seguir peleando por los títulos nacionales. Este año sí saldrá en todas las quinielas.

El Unicaja de Málaga será el primer rival en esta temporada en la semifinal de la Supercopa. Un viejo conocido que ya amargó la fiesta en la final de la Eurocup cuando remontó una gran desventaja en el decisivo tercer partido en La Fonteta. Reforzado con grandes nombres como Shermadini, McCallum, Salin, Milosalvjevic o Augustine  seráun hueso duro de roer para el actual campeón de la Liga Endesa, que ha viajado con las bajas de Williams y Abalde y con la seria duda de Antoine Diot, quien arrastra problemas en su rodilla derecha de su participación en el Eurobasket.

El torneo continental ha condicionado seriamente la pretemporada del Valencia Basket ya que hasta seis jugadores ‘taronja’ participaron en dicha competición. Sastre, Vives y San Emeterio, bronze con España, tan solo llevan tres días entrenando con el equipo y con el nuevo entrenador.  «Veo al equipo bien, pero hemos tenido poco tiempo para trabajar todos juntos, con los jugadores que hemos estado en el Eurobasket que nos hemos incorporado un poco tarde. No nos conocemos del todo pero las cosas han venido así, hay que intentar adaptarse y hacer un buen partido”, expresó Guillem Vives en la previa del choque de esta tarde.

En la misma línea se pronunció Txus Vidorreta: «tenemos todavía algunas cosas cogidas con alfileres. Pero vamos a llegar a la Supercopa con dos jugadores por puesto, que es una ventaja importante respecto al panorama que teníamos en las semanas anteriores. Es un título en juego y vamos con toda la ilusión de plantarnos en la final, aunque sabemos que no va a ser sencillo por todas las circunstancias que ha habido a lo largo de esta pretemporada. Estamos más pendientes de nosotros mismos que de los rivales. Cuando tienes tan poco tiempo para acoplar a los jugadores, no podemos plantear muchas cuestiones a nivel táctico en función del rival, estamos sobre todo construyendo el Valencia Basket».

Esta será la cuarta participación del conjunto valenciano en una Supercopa (en todas ellas ha estado presente Rafa Martínez) y llega como uno de los favoritos para levantar el trofeo por lo que consiguió el curso anterior, pero curiosamente,  después de la pretemporada más complicada por las ausencias y lesiones. Pedro Llompart, al que el club ha firmó durante el verano para completar el equipo y ahora ha prolongado su contrato un mes más, será uno de los bases del equipo ante tanta baja. No es el escenario ideal para empezar una temporada tan emotiva, pero si algo aprendimos el año pasado con el Valencia Basket es que pueden conseguir cualquier hazaña, porque la locura no entiende de imposibles.


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscríbase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail:

ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto