Hacía tiempo ya que ni el equipo ni la afición malagueña podían disfrutar de dos victorias consecutivas, en Europa y liga domestica, incluyendo un triunfo a domicilio en Zagreb. Las sonrisas y, sobre todo, un halo de tranquilidad se han asentado de nuevo, por fin, en la Costa del Sol. A priori, asuntos internos como […]