Adiós ‘Masacre’

slaughter_madrid_portada

De un día para otro, y sin mediar palabra, Marcus Slaughter pone rumbo a Turquía. Exactamente aterrizará en el Darussafaka Dogus de Estambul, un club que ha puesto una gran inversión encima de la mesa para, primero, obtener una plaza de Euroliga que no ha conseguido en la cancha, y, segundo, poder firmar a otros jugadores además del pívot californiano, como son Emir Predlzic, Semih Erden, Milko Bjelica o Luke Harangody.

La noticia de la marcha de “Masacre” coge por sorpresa al aficionado madridista y del baloncesto en general, ya que durante los tres años que Marcus ha permanecido en la disciplina blanca ha mostrado un compromiso total con la entidad en todas sus vertientes. De sobra es sabido su amor por el Real Madrid, mostrado con pasión en las redes sociales, y, también, cómo no, en el Barclaycard Center.

Porque Slaughter no es uno de esos jugadores que te pueden ganar encuentros gracias a su gran aportación en el marcador y a sus puntos, pero es un componente que tiene lo que no tienen muchos a la hora de practicar el deporte de la canasta: Los intangibles. Esa presión asfixiante sobre los bases rivales y su gran nivel defensivo serán recordados por mucho tiempo en Madrid. El pívot norteamericano compensaba sus carencias de centímetros con su gran nivel atlético, lo que le ha hecho partícipe de lograr vitales victorias ante rivales difíciles, como son Olympiacos, Maccabi de Tel Aviv, F.C. Barcelona o Fenerbahçe Ulker.

La ruptura del contrato del otora número 44 del club blanco deja al juego interior del equipo de Pablo Laso un agujero importante que habría que subsanar lo antes posible. El Real Madrid tiene cinco pívots en sus filas: El MVP de la Final Four Andrés Nocioni, el capitán Felipe Reyes, la gran promesa Willy Hernangómez, un ya adaptado Gustavo Ayón y un nuevo alumno, Trey Thompkins, pero podría buscar una pieza más de carácter comunitario que aporte ese espíritu y esa unión que aportaba Slaughter dentro de la plantilla.

Solo queda agradecer los servicios prestados y desearle lo mejor en su nuevo equipo, porque, lo que está claro, es que Marcus Slaughter ha sabido llegar como pocos al corazón de una afición que ha recuperado al fin, y tras un año memorable, la pasión por el baloncesto. Gracias y hasta siempre.

https://www.youtube.com/watch?v=bePwuwEqNp4

Articulos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscríbase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail:

ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto