Real Madrid: Sangre, sudor, lágrimas y Final Four

El paso a la Final Four de esta Euroliga se prometía, desde algunos medios, como un sano paseo del Real Madrid que pasaría sin problemas por encima del Darussafaka. Pues bien, desde mi humilde punto de vista, sospechaba que ni mucho menos nos lo iban a poner fácil, como así ha sido finalmente.

El Darussafaka, comandado por el gran David Blatt, es un equipo que quizás no atesore mucha calidad individual, pero son un equipo duro y correoso que nunca se descuelgan del partido, por muy mal que vayan las cosas o por muy abultada que sea la diferencia que indique el marcador. Bien es cierto, que la batuta de Blatt se hace notar y la estrategia que muestra el conjunto es clara y definida no perdiendo en ningún momento la cara al partido.

El Real Madrid ha tenido que demostrar que quería estar en la Final Four de Estambul con sangre, sudor y lágrimas. Lágrimas como las del joven Luka Doncic, que, desquiciado en el segundo encuentro, no pudo por menos que dejar salir su rabia y su frustración en forma de lágrimas, lágrimas que denotan pasión, compromiso y responsabilidad. Hay días así, en los que no sale nada, pero hay que levantarse y seguir, mejorar, esos momentos son los que te hacen mejor jugador. Pues bien, eso hizo Doncic, reponerse y brillar en Turquía. Y no solo el joven jugador esloveno, sino también el resto del equipo supieron sobreponerse y sellar el pase a la Final Four.

Después del 1-1, quizá sea mi impresión personal, pero se daba todo por perdido tanto en la prensa escrita como en redes sociales. Un halo de negatividad y negrura rodeaba toda noticia que hablase del Real Madrid de Pablo Laso. Por supuesto no tardaron en aparecer las estadísticas y números varios para enriquecer el ambiente y seguir llenando páginas y páginas a costa del mal partido que vivimos en el Palacio de los Deportes. Bien es cierto que no fue un gran partido, que abusamos del tiro de tres y que varios de nuestros baluartes estaban desconectados o en horas muy bajas en cuanto a productividad se refiere. Pero esto es baloncesto señores, y en un cuarto que salgas del partido lo puedes pagar muy caro.

En fin, de nada vale ya recordar viejas batallas pues ante nosotros tenemos retos aún mayores, el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic nos espera en el primer partido de Final Four. Uno de los mejores equipos de Europa, en su casa y con su afición. ¿Un reto difícil? Sí, pero esto es la Euroliga, es lo que nos gusta. Somos el Real Madrid.

Luis M. Zaballos

Articulos Relacionados

Fernando Martín: 29 años sin él. Su figura, en cinco pinceladas

Tal día como hoy, pero del año 1989, nos dejaba el que hasta el momento era el mejor jugador español de la historia, Fernando Martín. Nos dejaba tras un fatal accidente, cuando iba de camino de ver el Real Madrid – CAI Zaragoza. Desde estas líneas queremos repasar brevemente lo que sería sus momentos más […]

Pablo, felicidades por tus 500 partidos al frente del Madrid

Pablo Laso cumple 500 partidos al frente del Real Madrid de Baloncesto… sólo Lolo Sainz ha dirigido más partidos del club blanco en toda su historia… nadie lo hubiera dicho el día que llegó a la nave blanca… muchos le dábamos dos telediarios, lo veíamos como un nombre más en la larga lista de entrenadores […]


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto

A %d blogueros les gusta esto: