Unicaja: Reescribir la historia

¿Por qué no seguir soñando? Si cuando la incertidumbre les acosó duramente, respondieron con corazón, si levantaron tres eliminatorias sin factor cancha para dar la campanada un espectacular 5 de abril, si la humildad es lo que les ha hecho más grandes aún, ¿cómo no confiar en no levantarnos de un sueño que ya es una realidad más?

Tanta fue la emoción contenida que ni pude arrancarme unas cuantas palabras hace dos miércoles. Las sensaciones percibidas no se pueden medir, son sencillamente inexplicables. El orgullo y la devoción marcan dos semanas después la piel del verdadero aficionado malagueño, aquel que se levanta un domingo irrelevante para levantarse del asiento y aplaudir cuando su equipo lo necesita, o aquel al que se le saltaron las lágrimas cuando el crono en la Fonteta marcó 0.0. A veces los razonamientos sobran, y solo queda disfrutar del momento, saborearlo y observar como una temporada difícil acabará, pase lo que pase, como la mejor de los andaluces en la última década.

La vuelta a la rutina no se les dio nada mal, superando a Obradoiro claramente entre el meteórica éxtasis anotador de Jamar Smith. Desde el corazón tierno e inocente de Omic sujetándole la cabeza al base compostelano, a ‘Chimpa’ peleando bajo los tableros después de 10 minutos apoteósicos afixiando a Dubljevic, hasta la confirmación del MVP predilecto de Málaga, Alberto Díaz (alguien que se merece el primer contrato vitalicio de la historia del deporte).

Además, las redes sociales nos han mostrado la mejor cara de las entrañas de una plantilla que son como uña y carne en el vestuario y que considera la unión como la fuerza a batir por cualquiera que deba retarse a ellos de aquí en adelante. Se sienten invencibles, pero con los pies más pegados en la tierra que nunca.

Toda la alegría se ha canalizado del modo correcto, y la difícil visita de Andorra al Carpena el pasado domingo se tradujo en una victoria trabajada, sin altibajos y mucho orden. Las muñecas calientes de ‘King Kong’ Waczynski o ‘Smitty’ sellaron el marcador al descanso de un partido que sirvió para ofrecer la Eurocup a todos los aficionados en una nueva ovación cerrada del público malacitano.

Pero quien se encargó de cerrar las opciones visitantes fue sin duda, el MVP de esta jornada en Liga Endesa. Kyle Fogg tomó los honores de la particular fiesta cajista, y con 24 puntos para 30 de valoración, el base apenas falló desde el perímetro siendo la mayor pesadilla del entrenador andorrano.

Sonrisas, ambiente especial y Domingo de Resurrección para el recuerdo, no por conseguir una victoria más, sino por sentir que ésto no es más que el resurgir de un club dispuesto a reescribir la historia.

Articulos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto