Ojo con el Baskonia

Ojo con el Baskonia

Llegados ya al ecuador de la competición, y en puertas de la Copa del Rey, queremos poner hoy una nota a la trayectoria de nuestro equipo, la cual no puede ser otra que la de SOBRESALIENTE. Nos explicamos.

Empezamos la liga en Madrid, imponiéndonos con autoridad al Estudiantes. Había muchas dudas respecto a ese partido. El Trofeo Diputación que se perdió ante el Trento nos dejó a los aficionados bastante preocupados. Los más optimistas, nos agarrábamos a aquello de “sólo es un partido de pretemporada”; los más pesimistas auguraban ya otro año de tránsito por el desierto.

Pero en cuanto la competición comenzó y hubo que ponerse serio, el Baskonia despejó todas las dudas, cerró la boca a los pesimistas y llenó de ilusión a los optimistas. Desde entonces hasta hoy hemos visto cómo el equipo ha ido poco a poco creciendo hasta llegar a conseguir con absoluta solvencia sus dos primeros e irrenunciables objetivos de la temporada: clasificarse para el TOP 16 y para la Copa del Rey.

En Euroliga, en la fase de grupos, nos clasificamos terceros, cediendo ante Olympiakos y Efes, otra vez, por el basket-average. Ello nos condenó al denominado “grupo de la muerte”, ese en el que se encuentran CSK, Olympiakos, Real Madrid, Barça, Khimki… Ni los “fáciles” parecían serlo: Zalgiris y Brose. De facto, con permiso de Fenerbache, Efes y alguno más, un TOP 8.

Por una parte, para el aficionado, estupendo, porque se garantizaba que por el Buesa pasarían los más grandes. Por otra parte, para el hincha del Baskonia, angustioso, porque nos temíamos ser vapuleados un día y otro por los grandes clubs de Europa, que nos triplican o más en presupuesto. No cabe duda que el grupo era un reto, pero todos nos conformábamos, de inicio, con competir, con sacar partidos en casa, con ver como Barça y Madrid caían derrotados, pero pocos, muy pocos, imaginábamos que, a falta de una jornada para acabar la primera vuelta del grupo, siendo ésta la que el equipo debe jugar con el Brose en el Buesa, y habiendo jugado con Madrid y Barça en su cancha, tuviésemos ya en nuestro casillero 4 victorias, y eso que se perdió con el Oly en casa. Es obvio que aún no hemos cazado el oso ni deberíamos aventurar qué puede ocurrir en un grupo como éste. Pero quien a estas alturas diga que Baskonia lo sigue teniendo muy complicado y que se da por satisfecho con lo ya visto, que bastante hemos hecho, miente como un bellaco. En Vitoria todos pensamos ya que la clasificación para el TOP 8 la tenemos a tiro de piedra. Raro será que, en un grupo tan igualado, aquél que no consiga siete victorias se quede en el camino. Si se gana al Brose, el jueves, serían cinco. Luego, nos visita un Zalgiris, ya sin opciones. Si entonces conseguimos la sexta, tendremos otros seis encuentros para lograr esa victoria de más que nos garantizaría el pase. Sé que suena a cuento de la lechera, pero si ganamos este jueves, que no será nada fácil, no me imagino fuera del TOP 8. Y me consta que los jugadores están también absolutamente convencidos de ello, porque el propio Causeur, a martes, ya estaba en su cuenta de twitter mostrando que en su cabeza sólo hay sitio ahora para su partido ante el Brose.

Esta marcha en la Euroliga es la que concede al Baskonia el sobresaliente asignado. Pero éste se basa en un consistente y notable discurrir por la liga doméstica. Se acabó la primera vuelta con tan solo tres derrotas, una de ellas cosechada en casa ante el Iberostar, justo tras la clasificación para el TOP 16 (relax), la otra ante el hasta que jugara en Vitoria invencible Valencia y la tercera, en Miribilla, donde el amigo del Baskonia Hierrezuelo nos birló un punto, que a la postre nos costó el partido. De ahí que la clasificación para la copa fuese por la puerta grande, como cabeza de serie, gracias a lo cual nos hemos propiciado un cruce asequible, que nos debería conducir sin mayores agobios hasta las semifinales.

Siendo estos los resultados, cabe ahora analizar someramente, los secretos de los mismos. Dusko, sí nuestro Dusko, el gran Ivanovic, que confiesa estar deseando volver a entrenar, en unas recientes declaraciones, lo resume muy bien: equipo físico, con defensa muy dura y transiciones muy rápidas. En otras palabras, muy adaptado a lo que hoy es el baloncesto moderno. Peras, de la escuela de Dusko diría yo, tampoco se explaya mucho más: “cuando juegas bien, ganas, cuando juegas mal pierdes; la matemática es simple”.

Ojo con el Baskonia

¿Por qué Baskonia tiende a jugar más bien que mal? Los roles están perfectamente definidos por el entrenador. Todos los jugadores del equipo saben qué es lo que Peras les exige, y Peras ha tenido la virtud de pedir a cada uno de ellos lo que realmente pueden dar. De ahí el gran rendimiento de Adams, Fabian, Blaziç, Hanga, Tillie, Diop, Shengelia, Bou. A James le está quizás costando entenderlo, pero da la sensación de que cada vez lo tiene también más claro. Los grandes lunares son Corbacho y Planinic. El primero no ha sido capaz de entrar en la dinámica del equipo y sus minutos son poco más que testimoniales. El segundo no ha sabido aprovechar la confianza que el coach le concedió a principio de temporada. Poco a poco, Diop se ha imponiendo y ahora mismo su aportación está resultando espectacular. En cuanto a Adams, el equipo ha aprendido a aprovecharse de un base jugón con una técnica extraordinaria, que adolece de visión de juego, pero que sabe sacar máximo rendimiento a ese ritmo que raya lo alocado para desquiciar las defensas rivales. Los líos en los que con frecuencia se mete suelen ser morrocotudos, pero, por lo general, siempre los resuelve de una manera positiva, aunque a veces sus pérdidas resultan estrepitosas y nos inviten a atacarle con lo primero a lo que podamos echar mano. Pero, en líneas generales, disfrutamos gracias a él de un juego rapidísimo, espectacular y que propicia cualquier sentimiento menos aburrimiento. Peras ha tenido el gran acierto de confiar el timón a su indomable instinto y no nos está yendo nada mal. Pero además ha sabido entender como nadie la forma de explotar las virtudes de jugadores como Blaciç y Hanga, que son ya envidiados por las aficionados de nuestros rivales. Si a eso sumas la calidad de Causeur, la de Shengelia, lástima lo de su lesión, y la tiranía de Bou, cuya dosificación en el minutaje le propicia haber sido el primero, por ejemplo, de la liga ACB, en conseguir cinco MVPs en una vuelta, tienes como resultado al viejo Baskonia por todos conocido.

A todo esto hay que sumar ahora a Davis Bertans, que ha regresado con más hambre de basket que Carpanta y que Peras ya está aprovechando para sacar petróleo de sus inmensas facultades. Incluso la desafortunada lesión Shengelia, de la que esperemos se recupere cuanto antes, sin tener que pasar por quirófano, ha ayudado a acelerar su participación.

Conclusión: estamos ante un grupo dirigido por un hombre que está mostrando una gran sabiduría baloncestística, que está consiguiendo que jueguen en equipo y para el equipo unos músicos acostumbrados a ir de solistas, y que está con ello desplegando el baloncesto más dinámico y moderno, no ya de la ACB, sino del panorama europeo.

Ya nadie se atreve a poner límite a sus opciones, y, aunque cuesta creerlo, máxime después de estos años en los que muchos pensaban que nos habíamos ubicado en el escalón que por naturaleza nos correspondía. Todos cuentan con Baskonia, de momento, como claro candidato para optar por el primer título de la temporada, y, después, para lo que venga.

Es por ello que hoy no podamos reconocer los límites de los sueños del aficionado baskonista, que piensa ya en clave de copa del Rey, de TOP 8 y de play-off de liga ACB, y que ha dejado atrás eso de “a ver si pasamos una temporada entrentenida” Estando en esos “fregaos”, y con la gente que tenemos vistiendo nuestra camiseta, con el baloncesto que estamos jugando y con el entrenador que tenemos en el banquillo ¿Quién nos dice que no nos volveremos a llevar por delante a un Fenerbache, a un Real Madrid o un Barça o un Valencia? ¿Es que acaso no lo hemos hecho ya? ¿Es que acaso no lo podríamos volver a hacer?

Ojo con el Baskonia.

Articulos Relacionados

Baskonia vs. Madrid: La victoria como bálsamo

El Baskonia buscará este martes en el Buesa Arena la segunda victoria en la Euroliga ante un Real Madrid herido, que ha perdido tres de sus últimos cuatro partidos. La séptima jornada se presenta apasionante entre dos escuadras que llevan caminos opuestos, ya que mientras el conjunto de Pedro Martínez se encuentra inmerso en una […]

El nuevo Baskonia

El nuevo Baskonia

Después de disfrutar del Eurobasket desde principios del mes de Septiembre, a finales de este mismo mes llega el comienzo de la Liga Endesa. Todos los equipos han perdido jugadores, han conseguido renovar a otros y sobre todo han fichado caras nuevas. Un equipo especialista en realizar cada año las tres acciones citadas es el […]

Marcelinho Huertas: “El Baskonia va en serio”

Marcelinho Huertas, ha sido uno de los protagonistas en el Media Day organizado por la Euroleague y la ACB. El baskonista, de vuelta a la que fue su casa en donde vivió una época plagada de éxitos, ha lanzado un mensaje claro y sencillo a todo el mundo, y no es otro que este “Baskonia […]


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto

A %d blogueros les gusta esto: