Unicaja: La segunda final del año

Olvidado el desastre de Vitoria, Unicaja pasó página imponiéndose con solvencia en el segundo choque de la serie de cuartos frente al Bayern de Munich, que ya espera para disputar mañana en el Audi Dome el desenlace para saber quien se queda con el billete europeo, la segunda final este curso para los de Plaza.

La imagen del partido del viernes fue concedida al que nunca falla, Alberto Díaz. El canterano salió a pista poco antes de que los suyos se pudieran ocho puntos abajo, liderando una remontada espectacular antes del descanso y poniendo en pie a medio Carpena. Otra muestra más de liderazgo y compromiso antes del descanso para sellar moralmente la batalla más importante de Unicaja.

Jamar Smith sacó brillo a las pistolas, últimamente sin desenfundar, y la defensa en la segunda mitad fueron claves. Las dos torres malagueñas recibieron balones y generaron más espacio exterior, junto a una orgía de tiros fallados por parte de los muniqueses.

Si no era Brooks, Waczynski acribillaba, o Nedovic asistía. Vitoria ya forma parte del pasado, de la historia reciente más desastrosa, pero al fin y al cabo pasado. De nuevo, la fiesta fue protagonista en el coliseo malacitano, algo que se extendió a los jugadores en su viaje a Bilbao con un objetivo cristalino, consolidarse en puestos de playoffs y, por qué no, soñar con aspirar al Top3.

Moneda al aire y dos resultados antagónicos: la temprana lesión de Brooks en su mejor momento de forma y la resurección total de Dani Díez, cuando pocos pensaban que volvería a alzar el vuelo en el conjunto de la Costa del Sol.

Afortunadamente, Plaza confirmó en sala de prensa que el ala pívot estadounidense estaba decidido a jugar y que su tobillo no sería impedimento para estar en el compromiso de Alemania. Por otro lado, si el alero formado en el Real Madrid es capaz de devolverse a sí mismo la forma que le ofreció una oportunidad en la selección absoluta, el tándem formado por la pareja Díaz-Díez puede un gran incordio defensivo para los rivales.

Además, la situación anímica del grupo parece estar recuperándose y el influjo de energía que supondría la victoria mañana, confirmaría la trayectoria ascendente de una escuadra que cuando juega con el corazón mientras se guía por la cabeza, no tiene más límites que los que ella misma se impone.

Articulos Relacionados

Cuando se terminan los calificativos

Histórico. Dígase de alguien o algo digno de pasar a la historia. Insuperable. Dígase de alguien o algo que no puede ser superado/vencido o es muy difícil de superar/vencer por su gran calidad. Llevo tres días intentando encontrar un adjetivo que defina el año 2017 para Valencia Basket y creo que no encuentro el calificativo […]

Una hazaña difícil de repetir para Valencia Basket

Valencia Basket comienza hoy en la Supercopa de Gran Canaria una nueva andadura bajo las órdenes del técnico Txus Vidorreta. La nueva era empieza con un pequeño handicap: no será fácil superar los éxitos de Pedro Martínez en La Fonteta (tres finales consecutivas y el título de la Liga Endesa).  Mantener el estilo defensivo y […]


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto