Lo bueno se hace esperar

image116-810x539

Facundo Campazzo llegó a Europa durante el curso pasado de la mano de un Real Madrid que buscaba suplir la baja de Dontaye Draper. El base de Baltimore emprendió por aquél entonces un viaje a Turquía en pos de conseguir más protagonismo y más minutos, y los blancos buscaron un recambio barato, que no protestase demasiado ante la falta de oportunidades y que estuviese a la sombra de Sergio Llull y Sergio Rodríguez.

El ‘playmaker’ de Córdoba aterrizó a la capital de España con la vitola de estrella en Sudamérica, lograda tras muchos años de esfuerzo en su club de toda la vida, Peñarol. Pero su corta estatura y su falta de adaptación a la competición española y europea le lastraron a la hora de hacerse un hueco en la plantilla madridista. Las insuficientes ocasiones en las que demostrar su valía y, a veces, la mala fortuna hicieron que tanto la afición como Pablo Laso no le tomasen demasiado en cuenta, a pesar de crear buen ambiente en un vestuario que lo ganó todo el curso pasado.

Con las mismas, este último verano fue cedido a UCAM Murcia, un nuevo destino donde poder jugar sin sufrir la presión de un equipo puntero en el viejo continente como es el Real Madrid. Y efectivamente, ‘Facu’ está gozando de la confianza total de su entrenador, Fotis Katsikaris, que ve en el argentino alguien clave para su proyecto en tierras murcianas. Campazzo está brillando con mucha fuerza en este inicio de temporada y la hinchada pimentonera le quiere con locura. En Murcia está recibiendo todo el cariño y la comprensión que muchos le negaron en Madrid.

Su baloncesto de fantasía, su ilusión, y sus ganas por hacer bien las cosas y demostrar a todos que tiene sitio en el plantel madridista son el combustible necesario que alimenta las aspiraciones de un jugador que busca continuamente ese reconocimiento que tanto merece y que tan pocas veces se le ha otorgado. Su última hazaña, lograr ser el MVP de la jornada 8 de la Liga Endesa con 16 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias, 4 recuperaciones y 33 de valoración final, dan buena cuenta del sobresaliente trabajo que el argentino está cuajando dentro de un club que busca como prioridad la permanencia en la máxima categoría del baloncesto español.

Los registros de Campazzo no se lograban desde hacía siete años, cuando otro compatriota suyo, Pepe Sánchez, instauraba marcas similares a las del base de Córdoba (18 puntos, 7 rebotes, 11 asistencias, 5 balones recuperados y 33 de valoración final). Facundo está llamando con fuerza a las puertas del Barclaycard Center y cada vez que tenga una buena actuación lo seguirá haciendo, hasta que, por fin, sea escuchado y logre un sitio en una plantilla que, recordemos, está con el agua al cuello en la Euroliga.

https://www.youtube.com/watch?v=qRHE0M5JFRw

Articulos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletin

Mantengase informado de nuestras <br> promociones y concursos!

Escriba su direccion de e-mail:

ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto