Brose vs. Barça: La victoria frente al Madrid como trampolin

Brose vs. Barça: La victoria frente al Madrid como trampolin

El FC Barcelona visita mañana la pista del Brose Bamberg alemán con el objetivo de confirmar que la última victoria en la cancha del Real Madrid (80-84) sea un trampolín en la Euroliga, en la que los azulgranas suman un balance de cuatro derrotas en seis jornadas.

El último triunfo del conjunto de Sito Alonso en la Liga Endesa camufló la cuarta derrota europea ante el Anadalu Efes de Estambul en el Palau Blaugrana. En Madrid, el Barça demostró ser un equipo competitivo, capaz de ganar a un aspirante a levantar la Euroliga, como ya apuntó en las dos únicas victorias de la competición europea ante Panathinaikos y Olympiacos.

El equipo azulgrana, que en la máxima competición continental todavía no conoce el triunfo lejos del Palau Blaugrana, afronta otra semana crucial con la disputa de tres encuentros: mañana en Alemania y el doble enfrentamiento que el viernes, en la Euroliga, y el domingo, en la ACB, disputará en el Palau Blaugrana contra el Valencia Basket.

Así, ganar los dos próximos partidos europeos sería una buena manera de afrontar con confianza un calendario difícil en Europa con los duelos ante Maccabi de Tel Aviv, CSKA de Moscú y Fenerbahce en el horizonte. Antes de pensar en el futuro, el Barcelona buscará superar a un rival directo, que en este inicio de temporada suma tres victorias y las mismas derrotas, dos de ellas en el Nurnberger Versicherung Arena ante el Maccabi Tel Aviv y el Fenerbahce.

El equipo entrenado por Andrea Trinchieri cuenta con una plantilla desequilibrante en el perímetro -con un 34,1 % de acierto en tiros de tres- y un juego interior versátil con Augustine Rubit (11 puntos por partido) y Leon Radosevic (10 puntos) como puntales. A ello se suma el desequilibrio en la dirección de juego del veterano Ricky Hickman, máximo anotador del equipo alemán en la Euroliga (12,2 puntos).

De esta manera, el objetivo de Sito Alonso es mantener la solidez mostrada en el clásico, donde no solo brilló el pívot Kevin Seraphin, faro ofensivo de los azulgranas en la Euroliga con una media de 15,2 puntos, sino también otros referentes. En el Wizink Center aparecieron jugadores como Rakim Sanders y Adrien Moerman, llamados a aportar la intensidad defensivo y equilibrio ofensivo que el equipo necesita para sentirse cómodo en la pista.

Así, cuando el Barcelona consigue imprimir intensidad en defensa es capaz de correr y conseguir canastas fáciles en transición, una receta que buscará aplicar contra el cuarto equipo con una anotación media por partido más baja de la competición (74 puntos).

El equipo azulgrana viaja este martes a Alemania con la única baja del joven escolta Marc García, quien padece una luxación en el hombro izquierdo.

Fuente: Euroleague – AP

Articulos Relacionados

Navarro, 20 años no son nada

Navarro, 20 años no son nada

Ayer se cumplieron 20 años del debut de Juan Carlos Navarro en el primer equipo del Barça… desde entonces ha estado en la élite del baloncesto nacional e internacional… se han visto pocos jugadores con el talento de “la Bomba”… su irrupción fue mágica, un soplo de aire fresco, un jugador único en su especie… […]


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


ApuestasBaloncesto – Apuestas y noticias de Basket

Blog de apuestas y noticias de baloncesto